Pamela Hernández Pérez

Concepción, Chile. 1984

Mi trabajo como artista visual, lo inserto en el concepto de interculturalidad y está notablemente influenciado por el diseño y la arquitectura. Interés que nace varias décadas atrás en mis viajes literarios, esos que comenzaban con letras capitulares del medioevo. Fue allí donde conocí un mundo lleno de ornamentos moriscos, propios del arte islámico y su arabesque. De ahí que la concepción de mi obra nace del ejercicio introspectivo, sobre todo de la evocación y la experiencia; en cuyo recorrido voy recogiendo la problemática social y la hago mía.

En el ejercicio plástico, ésta se caracteriza por el policromatismo plano, el uso de elementos geométricos y la simetría, donde se manifiesta la abstracción con atisbos de figuración, que se expresa con marcadas reminiscencias de una época victoriana.

Entre las técnicas gráficas tradicionales que más utilizo están: la xilografía, la calcografía y el esténcil. Incorporando últimamente el grabado verde y las técnicas mixtas; además de la experimentación con diferentes materialidades tanto en la matricería como en el soporte de la obra misma.